Secuestros en Ciudad de México suben 271 por ciento

Inseguridad. De enero a abril de 2018 iban 7 casos; en el mismo periodo de este año ya ascienden a 26.

Ciudad de México.- Los secuestros en Ciudad de México pasaron de 7 casos en los primeros cuatro meses de 2018 a 26 en el mismo lapso de 2019, lo que representa un incremento de 271 por ciento, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En este año han sido denunciados ante las autoridades capitalinas 6.5 plagios al mes, mientras que el año pasado la media era de apenas 1.5 casos en ese lapso.

De mantenerse este ritmo, los secuestros en la capital llegarían hasta los 78 casos en 2019, algo que no se registra desde 2009, cuando hubo 84.

El alza de los plagios en la capital del país supera por mucho el aumento observado a escala nacional, que se ubica en 28 por ciento respecto al año pasado.

El aumento de este ilícito en la capital coincide con las reducciones presupuestales que aplicó el gobierno federal en diversas áreas y la seguridad no fue la excepción.

Los fondos que recibió Ciudad de México en 2019 para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública a los Municipios (Fortaseg) vieron un recorte de 53 por ciento con respecto a 2018: cayeron de 378.1 millones de pesos a 176.5 millones.

Las alcaldías capitalinas dejaron de percibir en conjunto 201.5 millones de pesos que debían ser utilizados para mejorar la capacitación de sus fuerzas de seguridad, equipo y armas; así como mejorar las unidades estratégicas para combatir el crimen organizado.

RECORTES, OTRA AGRAVANTE

Sobre el alza de los secuestros en las cifras oficiales, Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro, señala que “las reducciones presupuestales en materia de secuestro agravan otras carencias que ya existían” en la pasada administración, como falta de capacitación, buen uso del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública y la laxitud con que se llevan los procesos judiciales.

En una carta que la activista envió en enero pasado a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, señala que los fondos federales no llegan hasta la Fiscalía Especial de Investigación para la atención del Delito de Secuestro.

Además de los pocos recursos con los que operan las policías de la ciudad, Miranda de Wallace añade que la Unidad Especializada en Combate al Secuestro “opera con equipos de mala calidad” y no cuenta con la tecnología necesaria para combatir de manera eficaz a los secuestradores.

En los reportes del SNSP se observa que en Ciudad de México no se denunció ni un solo secuestro durante abril pasado, lo que no ocurría desde enero de 2018.

A pesar de dicha reducción, Isabel Miranda de Wallace no considera posible que las cifras de secuestro disminuyan, porque no se ha fortalecido la unidad especializada ni existen programas transversales para erradicar este ilícito.

MÁS VÍCTIMAS

El Observatorio Nacional Ciudadano reportó que en los primeros cuatro meses del año el aumento en el agregado nacional de víctimas de secuestro es de 24.30 por ciento, comparado con el mismo periodo de 2018.

Al referirse al caso del alumno asesinado Norberto Ronquillo, indicó: “Es el ejemplo de cómo las malas decisiones acaban con vidas. No tener claridad sobre la Coordinación Nacional Antisecuestro, cuyo titular no ha sido nombrado oficialmente deja ver que este problema no es prioritario para la nueva administración, a lo que se suma que se le recortó 30 por ciento del presupuesto”.

Francisco Rivas, presidente del organismo, argumentó que este dato demuestra el descuido que se tiene alrededor de este delito. “Recordemos que la administración del presidente Enrique Peña Nieto fue donde este delito creció más comparado con las anteriores…

“La cantidad de secuestros aumentó de manera dramática y a partir de esto se tomó la definición de generar una Coordinación Nacional Antisecuestro y se trabajó profundamente para fortalecer a las unidades no solo en materia de recursos, sino de implementación y aplicación de protocolos”.

Reprochó que mientras en otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ya no existe el secuestro, en México además tenemos la extorsión y otros ilícitos violentos.

DISMINUYEN RECURSOS

Entre las alcaldías que más recursos dejaron de percibir están Iztapalapa con 49.9 millones de pesos menos; Cuauhtémoc, con 28 millones, y Gustavo A. Madero, con 27.8 millones. Justamente las zonas con más secuestros denunciados durante los primeros cuatro meses de este año.

En esas tres alcaldías se denunciaron 17 secuestros, esto significa que concentran dos de cada tres plagios cometidos en 2019.

Cuauhtémoc, gobernada por el morenista Néstor Núñez, se ubica como la más peligrosa en materia de secuestros con siete denuncias, de las cuales cuatro se registraron en enero.

Los casos de Iztapalapa y Gustavo A. Madero son muy similares, ya que en cada una de ellas hubo cinco plagios.

El Código Penal en su título vigésimo primero describe las diferentes sanciones que puede sufrir quien cometa algún tipo de secuestro, ya sea con fines de extorsión, con calidad de rehén, para causar daño o exprés.

Los castigos van desde 6 meses hasta los 70 años en caso de que el secuestrado sea privado de la vida.

Gráfico: Milenio

Texto: Verónica Díaz y Rafael López | Milenio