Senado condena enérgicamente irrupción de policía ecuatoriana en embajada de México

Ciudad de México, 5 de abril de 2024

Se trata de una violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y a la soberanía de nuestro país, afirma Ana Lilia Rivera

El Senado de la República condenó enérgicamente la irrupción de la policía del gobierno ecuatoriano en la embajada de México en Ecuador, pues se trata de una violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y a la soberanía de nuestro país.

La presidenta de la Mesa Directiva, Ana Lilia Rivera Rivera, exigió respeto a nuestra soberanía y a la integridad de nuestra Embajada y del personal diplomático.

En un mensaje que compartió en redes sociales, la senadora hizo un firme llamado para que el gobierno de ese país reconsidere su actuar y retome la vía diplomática para resolver cualquier diferendo.

Está noche, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que policías de Ecuador entraron por la fuerza a la embajada de nuestro país y se llevaron detenido al exvicepresidente de ese país, Jorge Glas, quien se encontraba refugiado y había solicitado asilo, por la persecución y el acoso que enfrenta.

“Se trata de una violación flagrante al derecho internacional y a la soberanía de México, por lo cual le he instruido a nuestra canciller que emita un comunicado sobre este hecho autoritario, proceda de manera legal y de inmediato declare la suspensión de relaciones diplomáticas con el gobierno de Ecuador”, señaló el presidente de México en un mensaje que compartió en redes sociales.

Unas horas antes, Ana Lilia Rivera Rivera, destacó, por el mismo medio, que México, a lo largo de su historia, se ha caracterizado por mantener relaciones diplomáticas cordiales y apegadas a los principios de política exterior establecidos en nuestra Constitución.

Es por eso que lamentamos profundamente la declaración de persona non grata a la embajadora de México en Ecuador, Raquel Serur, quien durante su gestión estrechó lazos entre los sectores empresariales y fomentó el intercambio cultural.

Además, dijo, en sus funciones como embajadora fue intachable y por eso nuestro gobierno, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, declara esta acción como un asunto político y desproporcionado.

“Como presidenta del Senado mexicano, quiero expresar que rechazamos cualquier acto de hostilidad hacia las autoridades que nos representan en Ecuador”.

“Los lazos de fraternidad entre nuestros pueblos no deben ser quebrantados por presiones ajenas al derecho internacional y a la buena voluntad que ha caracterizado siempre la relación entre ambos países”, consideró.

Texto y Foto: Cámara de Senadores