Senadora por el PRI, Sylvana Beltrones Sánchez, durante el desarrollo de la Mesa I: “Constitucionalidad y Convencionalidad”, en las Audiencias Públicas en materia de Guardia Nacional

Ciudad de México, 11 de febrero de 2019

Muchas gracias, muy buenos días.

Agradezco la presencia de todos ustedes para el inicio de las Audiencias Públicas en materia de Guardia Nacional, y en específico a esta mesa relativa a Constitucionalidad y Convencionalidad.

Para el Grupo Parlamentario del PRI, esta mesa reviste una especial importancia por tratarse de una modificación en nuestra Ley Suprema.

No hay que olvidar que nuestra Constitución construye la base de nuestros pactos políticos fundamentales.

Por lo que no simplemente se está hablando de una reforma legal, sino de un nuevo arreglo social que podría determinar el futuro de las siguientes generaciones.

Por eso es que insistimos, al igual que otras fuerzas políticas en el Senado de la República, en su representación de Pacto Federal, que se estableciera un mecanismo de Parlamento Abierto que pudiera generar un intercambio virtuoso, real y efectivo para lograr integrar una propuesta que responda a las necesidades de seguridad que demanda nuestro país, pero salvaguardando el equilibrio institucional y los derechos humanos.

El PRI está consciente de su responsabilidad histórica con esta reforma.

No somos ajenos a las graves situaciones de inseguridad que se viven en nuestro país, especialmente en ciertas regiones del territorio nacional.

Sin embargo, esta situación no puede resolverse simplemente con una nueva disposición de fuerzas militares ((actuando)) en temas de seguridad pública, o seguridad interior.

Tenemos la obligación de no hacer panaceas de modelos que han probado que no solucionan por sí solos una situación de naturaleza compleja.

Cuando se reforma la Constitución la mirada siempre debe ser transversal, en el caso, hacer una crítica propositiva de nuestro modelo de justicia penal, de nuestro sistema nacional de seguridad pública, y de nuestras responsabilidades de coordinación con la federación.

Y aquí quiero ser muy puntual en reconocer el trabajo que han hecho nuestras Fuerzas Armadas en su labor por y para los mexicanos en momentos tan complejos para México.

Su valor y lealtad para nuestro país han sido permanente, y por ello, tenemos la obligación de construir el camino institucional que permita de forma definitiva que nuestras Fuerzas Armadas velen por la defensa nacional y que las policías en todos los órdenes de gobierno realicen su labor constitucional de prevención, investigación y persecución de los delitos, es decir, de seguridad pública.

Sería desafortunado que realice una solución temporal derivado de una situación de emergencia consolidáramos un arreglo permanente que desnaturalice instituciones cuyo carácter fue construido a la luz de un Estado democrático de derechos.

Compañeras y compañeros, escucharemos activamente y analizaremos a profundidad los argumentos que se viertan en esta mesa.

Nada es más importante para un legislador que tener la mayor información posible que nos permite formar criterios para emitir un voto plenamente razonado.

En democracia, la solución nunca le pertenece a un solo individuo, es una construcción de voluntades y es precisamente lo que aquí estamos haciendo.

Por eso, celebro y reconozco el papel de la Junta de Coordinación Política que por consenso de todas las fuerzas convocó a este ejercicio.

Seremos responsables y actuaremos de forma institucional. Esa es nuestra vocación política y nuestro compromiso con México.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Senado de la República