Trascendió

QUE la orden presidencial ayer a bordo del vuelo Monterrey-México fue clara a Alfonso Romo en una charla que iba subiendo de tono: urge que la iniciativa privada invierta en Petróleos Mexicanos y respalde el proyecto de rescate.

Andrés Manuel López Obrador se veía y oía molesto porque hay “machuchones” que le prometieron ese respaldo y nada, por lo que pidió a su colaborador promover más el proyecto. El jefe de la Oficina de la Presidencia le respondió que deben tener más comunicación.

QUE como abunda la gente malpensada, no faltó quien se puso a ver la hora en que el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, tuiteó sus condolencias por la muerte de Humberto Adame, hermano de Marco Antonio Adame, ex mandatario de esa entidad.

Y es que para entonces ya varios personajes de la política, entre ellos el ex presidente Felipe Calderón, habían expresado su pesar y la noticia corría por las redes sociales, pero el ex futbolista subió su mensaje en sincronía perfecta con el medio tiempo del partido de su América, que al final perdió ante León.

QUE la mañana de este jueves, casual, la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, llegó a un Toks, acaso dispuesta a desayunarse unos molletes y un cafecito americano con leche light, pero cuando vio acercarse a un reportero y un camarógrafo de Multimedios regresó a su camioneta y se retiró.

El tema es que es el mismo restaurante de Tlalpan y Eje 5 donde el sábado pasado fue detenida la directora del Colegio Rébsamen, Mónica García Villegas, quien estaba prófuga con cargos relacionados con los efectos del sismo de 2017, por lo que la duda es si la fiscal iba a recabar más pruebas o nomás andaba de paso.

QUE la Función Pública, encabezada por Irma Sandoval, sí le encontró cola por pisar a una de las empresas que construían lo que iba a ser el NAIM, Jaguar Ingenieros, que alteró una constancia de pago de impuestos al Infonavit, documento necesario para ser proveedor del gobierno federal. De ahí las sanciones.

Publicado por Milenio