Trascendió

QUE con una declaratoria cabildeada por Ricardo Monreal, los senadores reconocieron la legítima exigencia de justicia a la comunidad de la UNAM por violencia de género y condenaron la violencia de “externos”, aunque en algunos escaños se sospecha de un “grupo político” que antes quiso imponer a un académico en la rectoría, John Ackerman, esposo de Irma Eréndira Sandoval, amigo cercano de Martí Batres y Claudia Sheinbaum, todos ellos distantes del rector Enrique Graue. ¿De plano?

QUE el Presidente recibió a los líderes de la Cámara de Diputados, gestión de Mario Delgado de por medio, con un desayuno gourmet estilo tabasqueño, empezando con café y chocolate, panetelas del municipio Emiliano Zapata y, para cerrar con broche de oro, omelette con chaya relleno de queso de hebra. Por cierto, a no pocos diputados del PAN disgustó la asistencia de su coordinador, Juan Carlos Romero Hicks, quien tan pronto terminó la charla, salió directo al aeropuerto para volar a Washington, donde participa en un taller en el Woodrow Wilson Center.

QUE Elba Esther Gordillo celebró ayer sus 75 años de edad y vía el diputado petista Fernando García presentó un punto de acuerdo para exhortar al CEN del magisterio a hacer una reforma al estatuto, a fin de garantizar “elecciones democráticas”. ¡Quién lo iba a decir!

QUE en alusión a Ulises Ruiz y Gabino Cué, el gobernador Alejandro Murat advirtió que en Oaxaca nunca habrá otro 2006 ni un 2016, en referencia a la represión contra protestas ciudadanas en las que fallecieron varias personas y otras fueron encarceladas, durante un acto en Nochixtlán, donde se concretó la creación de la Universidad Politécnica.

Publicado por Milenio Digital