Un mal día para Alito y su “échale la culpa al PRI” | Periodistas El Universal

Bajo Reserva

Un mal día para Alito y su “échale la culpa al PRI”

El miércoles 12 de febrero fue un mal día para el Comité Ejecutivo Nacional del PRI. Por la mañana, nos recuerdan, inició con una campaña protagonizada por el presidente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, con el lema: Échale la culpa al PRI. Después vino la detención de Emilio Lozoya por parte de la policía en España y las redes sociales fueron una fiesta, se inundaron echándole la culpa al PRI. El partido se deslindó argumentando que “las conductas personales no son atribuibles a ninguna institución”. Lo que en principio pareció una broma, se volvió un día bastante complicado para el viejo partido. Luego, nos mencionan, hubo más: la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó por unanimidad de votos que el PRI deberá remover a la mitad de sus delegados estatales, porque omitieron en las designaciones el principio constitucional de paridad de género. Don Alejandro, quien se encontraba en la ciudad de Nueva York, se pregunta si de todo esto también hay que echarle la culpa al PRI.

Frenar el uso de chips para celulares

Nos cuentan que el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, alista la presentación de una iniciativa para combatir la extorsión y el secuestro exprés. Nos dicen que, como lo pidió el secretario federal de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, el Poder Legislativo buscará poner orden en la compra-venta de chips para teléfonos celulares, pues muchos son utilizados para actividades delictivas. Con la propuesta y el plan del gobierno de la 4T, nos explican, se busca tener un registro nacional de los propietarios de celular y que todas las compañías telefónicas estén obligadas al llenado de datos mínimos para la identificación plena de los números.

A velocidad del rayo, outsourcing

La reforma a las reglas outsourcing en México, nos dicen, será motivo de una reunión este viernes en la oficina de la secretaria de Trabajo, Luisa María Alcalde Luján. La idea es que desde ese espacio salga un buen compendio de propuestas de modificación al dictamen que fue aprobado en diciembre en comisiones del Senado y que está depositado en la mesa directiva. Nos señalan que el proyecto podrá ser votado por el pleno en el curso de febrero, para ser enviado a San Lázaro, como Cámara revisora. Nos comentan que se tomarán en cuenta todas las propuestas, sin entrar en consideraciones políticas o maniqueas de la actividad.

Ramírez Cuéllar se defiende

Emproblemado hasta con asuntos de la UNAM, el dirigente de Morena reconocido por el Congreso Nacional del partido, Alfonso Ramírez Cuéllar, emprendió la defensa legal de su liderazgo al frente de la organización política. Don Poncho, nos comentan, acudió a las oficinas centrales del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para solicitar audiencias de oídas y exponer sus razones legales. El diputado federal con licencia, nos explican, fue recibido por el magistrado electoral Reyes Rodríguez Mondragón para exponer las razones del juicio y, como dijera él mismo, para reafirmar que “el presidente soy yo y Yeidckol Polevnsky es la secretaria general”. El tiempo alcanzó a Ramírez Cuéllar para defenderse a sí mismo de la acusación de que es su mano, la “mano negra”, la que está detrás del conflicto en la UNAM: “Con el partido tengo”, dijo.

Publicado por El Universal