Urge adoptar políticas públicas que otorguen garantías al personal de primera línea en el combate de enfermedades como el Covid-19: Ximena Puente De La Mora

Ciudad de México, 21 de septiembre de 2020

Por la realidad que viven actualmente los encargados de dar la batalla en la primera línea contra el SARS-CoV-2, y ante la posibilidad de que aparezcan otras amenazas a la salud, la diputada del PRI, Ximena Puente De la Mora propuso diversas reformas a la Ley General de Salud, a fin de garantizar tres ejes para los trabajadores de la salud en México.

Puente De la Mora detalló que su propuesta contempla adiciones al título Octavo de Prevención y Control de Enfermedades y Accidentes, Capítulo II, Enfermedades Transmisibles de la Ley General de Salud, las cuales son:

“En primer lugar, estableciendo al COVID-19 como un virus de transmisión que necesita ser vigilado, se prevenga y se controle como una enfermedad transmisible a cargo de la Secretaría de Salud y de los gobiernos de las entidades federativas. Segundo, que se garantice como de carácter grave y de atención prioritaria, brindar de equipos de protección personal, así como de tomar las medidas necesarias para proteger la salud del personal sanitario”.

Como tercer eje, señaló, se busca que la Secretaría de Salud, en coordinación con las disposiciones a las leyes laborales y de seguridad social, en caso de fallecimiento durante la atención de una enfermedad transmisible, otorgue una indemnización que cubra los gastos de atención médica, funeraria y derivados de su labor.

La legisladora de Colima apuntó que debido a que existen brechas que impiden al personal médico desarrollar su labor de manera óptima, es fundamental el uso indispensable de equipo médico, el cual podría reducir el número de contagios y defunciones entre servidores de la salud, por lo que el Estado, a través de la Secretaría de Salud, deberá brindar de equipos de protección personal y de tomar las medidas necesarias para proteger la salud individual y colectiva del personal médico.

Por último, recordó que México lamentablemente es el país  con más personal de salud muerto por contagio de este virus, hay más 97 mil 632 casos que han dado positivo a COVID-19; 49 por ciento de los fallecidos han sido doctoras o doctores y 42 por ciento enfermeras. De un total de 4 mil 739 casos activos, mil 326 de los trabajadores de salud han fallecido, y, además, hay 36 defunciones sospechosas, a la espera de resultados, de acuerdo a cifras de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, al 25 de agosto de 2020.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados