Urge fortalecer la supervisión de las ventas por internet para proteger a los consumidores: Cynthia López Castro

Ciudad de México, 25 de septiembre de 2020

El comercio electrónico en México aumenta sin que se otorgue certeza y confianza a los consumidores, por lo que para evitar más estafas, enojo y frustración, la legisladora Cynthia López Castro propuso que la Cámara de Diputados solicite a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), fortalecer el monitoreo de las tiendas virtuales, y supervise e inspeccione a las empresas proveedoras del servicio de mensajería y paquetería en el país.

“La crisis sanitaria obligó a los mexicanos a cambiar los hábitos de compra-venta y el comercio por internet es una opción viable; sin embargo, aumentaron las quejas ante la Profeco, por incumplimiento en fechas de entrega, cancelaciones sin consentimiento, retrasos en reembolsos y poca efectividad de los servicios al cliente, situación que afecta el bolsillo de los mexicanos y podemos encontrarnos ante un nuevo método para cometer delitos”, expuso la diputada federal del PRI.

En tres meses de confinamiento por la pandemia, de abril a junio, se incrementó en 90 por ciento el uso de aplicaciones de compras en México, de acuerdo al Reporte sobre el Impacto del Covid-19 en Venta Online, elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), y en el que se estima que cinco de cada 10 empresas han duplicado su crecimiento en internet, y dos de cada 10 registran crecimientos mayores al 300 por ciento en el volumen de negocios por línea.

Las quejas colectivas ingresadas a Profeco, por parte de consumidores mexicanos afectados por tiendas en línea o empresas que transportan los paquetes, suman 445, con un valor a los 3.9 millones de pesos, como lo señala la organización Tec-Check; destaca que quienes presentaron una queja individual recibieron cita para revisar el caso, hasta mayo del 2021, mientras que las acusaciones colectivas se atienden con mayor rapidez.

La representante popular, López Castro, alertó la necesidad de estar cerca del consumidor y empoderarlo, sobre todo ante la cercanía de la décima edición del Buen Fin 2020, que tendrá una duración de 11 días.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados