Urge Movimiento Ciudadano al Gobierno Federal a recibir a representantes de comunidades Wixárika y que no permita despojo de tierras

Ciudad de México, 29 de mayo de 2022

“Los hechos de despojo de tierras, de violencia por parte de ganaderos de Nayarit, y de abandono por parte de las autoridades federales, muestra con claridad el rostro de la impunidad y la indiferencia”, comentó el senador Clemente Castañeda, coordinador de la Bancada Naranja en el Senado de la Republica.

Desde hace sesenta años comunidades Wixárika en los límites de Jalisco han experimentado múltiples invasiones y despojos de sus tierras por parte de ganaderos de Nayarit. Desde 2007 han existido acercamientos con la SEDATU por medio del programa de Conflictos en el Medio Rural (COSOMER), sin embargo, la mediación no ha sido exitosa y los asesinatos de personas de las comunidades Wixárika han continuado.

Las comunidades Wixárika de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños, ubicadas en los municipios de Mezquitic y Bolaños, de Jalisco, enfrentan desde 2007 diversos juicios agrarios por invasión de tierras y a pesar de resoluciones judiciales en su favor, sus tierras no han sido restituidas.

Ante esta situación, “vemos reflejada la enorme deuda histórica que tiene el Estado mexicano con los pueblos indígenas del país. Lamentablemente esta deuda ha sido alimentada con la negligencia, la indiferencia e incapacidad de las autoridades para resolver la situación que viven las comunidades de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños”, condenó el coordinador naranja en el Senado de la República, Sen. Clemente Castañeda.

“Lamento profundamente que estas omisiones ya han costado vidas de integrantes de las comunidades, y seguirá costando mucho si no se revierte este patrón de negligencia. Es muy grave que las autoridades no puedan hacer valer la ley, que en este caso no implica otra cosa más que cumplir las sentencias de restitución de tierras. Sin embargo, estos hechos de despojo de tierras, de violencia y de abandono por parte de las autoridades federales, muestra con claridad el rostro de la impunidad y la indiferencia por parte del Ejecutivo Federal.

Los derechos de los pueblos originarios son una lucha que Movimiento Ciudadano acompaña desde hace muchos años y no bajaremos los brazos a la hora de seguir acompañando a las comunidades originarias en la defensa y reconocimiento de sus derechos colectivos, culturales y territoriales, seguiremos poniendo todos los espacios públicos que ocupemos a su disposición para que se hagan valer sus exigencias.

Desde 2013, hemos denunciado desde nuestra organización política la situación de inseguridad y conflictividad en la región. En 2015, desde la Comisión de Asuntos Indígenas del Congreso de Jalisco acompañamos las demandas de las comunidades atrayendo el caso al congreso del estado. En febrero de 2017, se inscribió un punto de acuerdo para que la SEDATU acelerara el proceso de restitución de tierras y para que los gobiernos de Jalisco y Nayarit brinden seguridad en la zona, el cual ya está aprobado; entre otras acciones urgentes”.

En ese sentido, la Bancada Naranja en el Senado de la República, urge al presidente de la República, tome acción inmediata para recibir a los y las representantes de las comunidades Wixárika, que arribaron el pasado jueves a la Ciudad de México y que se resuelvan sus legítimas demandas.

“Los pueblos indígenas no pueden seguir siendo asesinados por la delincuencia organizada, amedrentados por comuneros e ignorados por la autoridad federal, el presidente debe escuchar a las comunidades wixárikas y ayudar a resolver este problema de una vez por todas”, concluyó el senador Clemente Castañeda.

Texto y Foto: SADER