Variaciones climáticas y actividad humana provocan la desertificación

Nota Principal

México.- La desertificación es un proceso por el cual las tierras fértiles pierden su capacidad productiva, es un serio problema ambiental que es causado fundamentalmente por la actividad humana y las variaciones climáticas.

De acuerdo con información de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) la sobreexplotación y el uso inadecuado de la tierra tienen mucho que ver para que esta problemática se agrave.

Además, se debe a la vulnerabilidad de los ecosistemas y a la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas, y subhúmedas secas.

Refiere que la desertificación se produce por la desaparición de la cubierta vegetal que mantiene la capa fértil del suelo, como consecuencia a la tala de árboles y arbustos, así como a la agricultura intensiva, que agota los nutrientes del suelo.

La excesiva carga ganadera impide la regeneración de las plantas que son consumidas por los animales, además de que sus pisadas destruyen la capa superior del suelo.

En tanto, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) precisó que este proceso es causado por las variaciones climáticas, por actividades humanas como la deforestación; la sobreexplotacion de la tierra como la agricultura intensiva, los incendios forestales y el sobrepastoreo.

Sin embargo, en el estado de Chihuahua una planta llamada candelilla ha probado que es posible reforestar zonas y detener la erosión de la tierra, ya que ésta soporta temperaturas extremas que alcanzan más de 40 grados centígrados durante el verano, e inviernos con 10 grados bajo cero.

La Conafor apoyó en la entidad los trabajos de recuperación de 400 hectáreas de suelo en 2018, por lo que habitantes de los ejidos de La Paz de México, Cuesta de Muñiz, Coyame, Francisco Portillo, Pacheco, San Pedro y los propietarios de otros dos predios particulares realizar obras de suelo.

Posteriormente llevaron a cabo la reforestación con 320 mil candelillas; se colocaron unas 800 matas por hectárea y se aplicaron riegos de auxilio planta por planta.

A un año de que los habitantes del estado iniciaron labores para recuperar el suelo se reporta una sobrevivencia por arriba del 80 por ciento, y en el caso de las plantas que no se establecieron se repondrán con la finalidad de aumentar la cobertura forestal.

El objetivo de este esfuerzo fue proteger y conservar el suelo fértil, tan escaso en las zonas áridas y semiáridas, que son altamente vulnerables a este fenómeno que ocurre cuando la tierra se degrada tanto que ya no es posible que algo crezca en ella.

Esta especie sólo crece en Chihuahua en áreas de matorral xerófilo y alturas sobre el nivel del mar de 800 y mil 200 metros, se desarrolla en los climas desérticos, por lo que como mecanismo de protección del sol produce una cera que la ayuda a soportar las condiciones más adversas.

De la candelilla se extrae una cera muy codiciada con la que se pueden fabricar cosméticos, velas, cremas corporales, ceras abrillantadoras, e incluso se exporta por su calidad y resistencia, ya que el lubricante que se fabrica con su cera se utiliza en aparatos sofisticados de propulsión.

Texto y Foto: Notimex