Ven claroscuros en reglamento de tránsito de la Ciudad de México

Especialistas difieren sobre quitar sanción económica; ven riesgo en aumentar límite de velocidad en 11 vialidades

Ciudad de México.- Especialistas y organizaciones sociales consideran que los nuevos lineamientos del Reglamento de Tránsito implementados por la Secretaría de Movilidad (Semovi) son de avanzada en beneficio de la cultura vial; sin embargo, hay temas pendientes, como la clasificación de los scooters y la reclasificación de vialidades.

El especialista en movilidad de la UNAM, Neftalí Elorza López, consideró que estos cambios, entre ellos la aplicación de fotocívicas, que entrarán en vigor el 22 de abril, mejorarán la educación vial de los conductores, pues algunas multas dejan de ser recaudatorias, las capacitaciones serán obligatorias y los trabajos comunitarios buscan garantizar la seguridad vial de los capitalinos.

“Creo que se le está dando más orden a la movilidad de la Ciudad. Es notable que se esté enfocando la parte social más que la recaudatoria, inclusive es necesario, porque no hay forma de comprobar que la gente sabe conducir cuando se le da una licencia, esperemos a ver resultados, pero creo que estos cambios mejorarán a corto plazo”, dijo el especialista.

De acuerdo con las modificaciones al reglamento que publicó la Semovi en la Gaceta Oficial el 19 de marzo, entre las infracciones con sanción con un punto de penalización en matrícula vehicular están: circular en contraflujo o sentido contrario, invadir área de espera ciclista y motociclista, así como el paso peatonal, transportar niños en el asiento delantero, no respetar la luz roja del semáforo, dar vuelta prohibida, no usar cinturón de seguridad o casco, utilizar el teléfono celular al conducir, circular a exceso de velocidad, en las que se restarán un punto a la placa. En caso de rebasar 40% el límite de velocidad establecido, se restarán cinco puntos.

Condicionan verificación. La sanción ya no será monetaria, ahora los vehículos con placas de la Ciudad de México tendrán 10 puntos iniciales y si no cometen ninguna infracción, recibirán una notificación que los reconocerá como “buen conductor”.

Sin embargo, estos puntos se irán removiendo por cada infracción. Al cometer tres, el conductor deberá tomar un curso en línea básico; cuatro infracciones los obligarán a cursar el avanzado, y con cinco, un taller de sensibilización presencial.

Al sumar seis multas se deberá hacer dos horas de trabajo comunitario. Si se llega a cero puntos, la sanción será cumplir con 10 horas de servicio comunitario; de lo contrario, no se podrá verificar el automóvil.

Al cumplir con el curso de sensibilización se regresarán los 10 puntos.

Maite Ramos, especialista en movilidad y presidenta de la Comisión de Movilidad de Coparmex, consideró que hay un retroceso en estos nuevos cambios y, posiblemente, con la implementación de éstos se podrían registrar más incidentes viales.

“Habrá que ver los resultados de estas modificaciones, pero creo que al no tener una afectación en lo que realmente duele, como es el bolsillo, se vuelve más complicada y se puede relajar la actitud de los conductores.

“Tenemos el problema de que los castigos serán a los dueños de los vehículos y no a los conductores, pero tenemos la costumbre de no cambiar de dueños”, comentó.

Otro factor importante que consideró es la infraestructura para dar seguimiento a los conductores que no respeten el Reglamento de Tránsito y cuestiona si el Gobierno tendrá las herramientas para verificar que miles de automovilistas logren cumplir con los cursos en línea, el presencial y, finalmente, el trabajo comunitario.

En otro tema, Areli Carreón, la “alcaldesa de la bicicleta”, refirió que hay cosas por trabajar para mejorar el Reglamento de Tránsito y beneficiar a los peatones, principalmente dándole claridad en algunos términos, puesto que es confuso, por ejemplo, el de la clasificación de scooters y la posibilidad o no de circular por la banqueta.

De acuerdo con este reglamento, estos medios de transporte alternativos podrían circular por la banqueta, siempre y cuando no excedan una velocidad máxima de 10 kilómetros por hora. Esta información generó dudas en redes sociales e incluso en medios de comunicación, por lo que el titular de la Semovi, Andrés Lajous, aclaró que no, que fue un error de redacción y que estos medios de transporte sólo podrán ir en el arroyo vehicular.

Foto: Notimex

Texto: Eduardo Hernández | El Universal